¿En qué consiste y cómo es el blanqueamiento dental?

Con un procedimiento de blanqueamiento dental podremos realizar una limpieza de manchas dentales de forma sencilla e indolora. Se trata de un procedimiento estético que consiste en reducir el color de los dientes para lograr que tengan una tonalidad más blanca y brillante.

Podemos realizar un tratamiento de blanqueamiento en nuestro hogar o en una clínica dental. Si bien puede resultar más inconveniente, es preferible que el tratamiento lo realice un profesional. Un dentista puede determinar cuál es el método que mejores resultados dará en nuestro caso particular, además de contar con materiales de difícil acceso para un particular.

Tipos de blanqueamiento dental

Hay distintos procedimientos para devolver la blancura a nuestros dientes, entre ellos podemos destacar:

  • Led y laser: es la forma más popular de blanqueamiento y se realiza en clínicas dentales. Se coloca un gel sobre los dientes y luego se le aplica una luz led o un láser. Esto activa los componentes del gel y potencian los efectos blanqueadores. Por lo general, este procedimiento demora una hora
  • Externos: con esta modalidad se utiliza peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno sobre los dientes para blanquearlos. Es importante tener en cuenta que hay personas alérgicas a estos componentes que no deberán utilizar esta modalidad 
  • Microabrasión: este procedimiento es un poco más invasivo, consiste en desgastar parte del esmalte de los dientes para eliminar las manchas superficiales. En algunos casos puede aumentar la sensibilidad dental del paciente